Contacto Cero: ¿Cuándo Sí? ¿Cuándo No? Beneficios Y Consecuencias

El contacto cero es uno de los términos más controvertidos entre los especialistas, si llegaste acá es porque ya tienes idea de lo que se trata y quieres aclarar algunas dudas, de todas formas, acá voy con el concepto.

Qué es el contacto cero

El contacto cero es el período donde se limita totalmente cualquier tipo de contacto con una persona. Se trata básicamente de:

  • No atender llamadas.
  • No escribir ni responder mensajes.
  • No hablar de esa persona.
  • Evitar su presencia en todo contexto.
  • No espiar en redes sociales.
  • No indagar información sobre él o ella a través de amigos en común.
  • Y sencillamente hacer como si no existiera.

Para qué sirve el contacto cero

Aplicar el contacto cero es el proceso más efectivo para superar a una persona y continuar con tu vida.

Durante este proceso vives un período de “desintoxicación” que te servirá para desprenderte de situaciones dolorosas, conflictivas, ofensivas y en casos extremos hasta violentas, donde tanto tú como la otra persona mostraron lo peor de sí.

Inclusive también funciona para hacer un reinicio o limpieza de imagen de la que un individuo no quiere recordar o ser recordado, como por ejemplo, ese momento donde quedó expuesta la peor versión de ti.

El contacto cero sirve para detener definitivamente situaciones que te afecta negativamente de forma extrema.

Y en resumen, es una herramienta útil para estabilizarte emocionalmente, tener paz, tranquilidad, reencontrarte contigo mismo/a y liberarte de dependencias emocionales.

¿Hacer o No hacer contacto cero?

Como te dije antes, el contacto cero es muy controversial y es que mientras algunos coach aseguran que es lo más recomendable, otros afirman que no lo es.

La respuesta definitiva la tienes tú, dependiendo lo que quieras conseguir o de tu situación particular.

Veamos:

Cuando SÍ hacer contacto cero

El contacto cero se recomienda en casos como los siguientes.

  • Eres consciente de que estás involucrado/a en una relación tóxica y en casos extremos con alguien narcicista.
  • Necesitas paz y traquilidad.
  • Si tu ex pareja manifestó no querer más nada contigo y te ha costado aceptarlo.
  • Cuando tuviste un comportamiento vergonzoso, insistente y acosador con tu pareja y esta manifestó preferir estar lejos de ti.
  • Cuando quieras cambiar radicalmente los términos dentro de una relación, en la que aún quieras permanecer.
  • Estás decidida a terminar con tu relación definitivamente.

Cuando NO hacer contacto cero

Anteriormente te comenté que este proceso (bien aplicado) es una garantía para olvidar una expareja. Así que el contacto cero debes evitarlo si:

  • Quieres mantenerte en tu relación.
  • Consideras que todavía hay posibilidades de rescatar una relación.
  • Cuando pretendes hacerlo con la intención “de castigar” a la otra persona. (En este caso estás arriesgando y podrías perderla definitivamente.)
  • Si durante el proceso tienes intensiones de responder a su llamado.
  • Si crees que es un método para recuperar a tu ex.
  • Si lo haces porque quieres que te extrañe.
  • Si lo haces “para que vuelva”.

Qué esperar del contacto cero

Si estás en una relación complicada es probable que ya hayas “aplicado” el contacto cero, y lo más seguro es que lo hayas hecho sin éxito, ya que, eliminar contacto y a los dos días retomarlo, no es para nada una solución.

Un contacto cero bien aplicado puede resolver ciertas situaciones, traer grandes beneficios y esperar resultados en un tiempo variable, que podría ser corto o extenso dependiendo de cada individuo.

Beneficios del contacto cero

  • Desprenderte de relaciones dañinas.
  • Fortalecerte emocionalmente.
  • Terminar con la dependencia hacia otras persona.
  • Revalorizarte.
  • Reencontrarte contigo mismo/a.
  • Aumentar tu autoestima.
  • Sanar heridas del pasado.
  • Conseguir un desapego mental y emocional.
  • Y sencillamente volver a ser quien eras para convertirte en una persona más madura.

Recomendaciones durante el contacto cero

Durante el inicio del contacto cero, cualquier individuo, está frágil, vulnerable, susceptible y capaz de recaer en situaciones como conversaciones, besos o contacto sexual, que lo único que hacen es desgastar lo que eres y perder el respeto de la otra persona.

Esto se debe a que estás involucrado en un juego de egos donde tu ex a pesar de que no están juntos igual tiene “acceso a ti” y eso es lo que se debe evitar a todo costa.

Es por eso que este proceso es fuerte para la mayoría, pero puedes tomar en cuenta estas recomendaciones para hacerlo más llevadero.

  • Elimina a tu ex de todas las fuentes de contacto y redes sociales y si es tu ex quien te busca, deberás tener la determinación de bloquearlo.
  • Pídele a tus amigos que no te comenten ningún tipo de información de él o ella.
  • No asistas a reuniones donde crees que puedan coincidir.
  • Apúntate en nuevas actividades, preferiblemente que involucre varias horas a la semana.
  • Sal con tus amigos para crear en tu memoria recuerdos recientes agradables y positivos.
  • Haz deportes.
  • Aliméntate sanamente.
  • Y básicamente ten una vida.

Con estas últimas recomendaciones, te darás cuenta que puedes vivir sin él o ella, te irás reconstruyendo como persona, y durante este proceso, independientemente del entorno, te sentirás mejor; y ese es el objetivo más importante.

Consecuencias del contacto cero

Muchos se preguntan “Si esa persona me olvidará”, “Si otra persona se quedará con mi ex”, «Si lo estoy empujando a que se aleje de mí” o cualquier otro planteamiento lleno de miedos en función del otro.

El contacto cero se debe hacer precisamente decidido/a a liberarse de esos temores que son lo que generalmente te mantiene atado/a a una relación llena de dudas e incertidumbre y bastante alejado del amor real.

Ten en cuenta que este método es para sanarte a ti y siempre se aplica desde el punto de vista individual sin esperar nada de la otra persona.

Jamás debes considerar el contacto cero como un método para recuperar a tu ex y mucho menos esperar que él te extrañe, que quiera estar contigo o se que arrepienta de los errores que cometió.

Lo cierto es que, básicamente el contacto cero tiene dos consecuencias:

  1. Esa persona se dará cuenta que en realidad te quiere a ti y volverán para formar una mejor pareja (Ojo, no hay que aferrarse a esta posibilidad, porque sencillamente puede que no suceda). o
  2. Cada uno se dará su espacio y tiempo para terminar de forma madura una relación que no tenía futuro.

Si pasa la primera, se reencontrarán (luego de un tiempo variable) dos personas más reflexivas, maduras y dispuestas a empezar una relación en nuevos y saludables términos.

Si pasa la segunda, tú te convertirás en una mejor persona, más estable emocionalmente, con lecciones aprendidas. Te verás y sentirás más atractiva al haber superado episodios del pasado, tendrás mejor autoestima y gracias a ello te sentirás listo/a para atraer nuevas personas, relaciones y experiencias en condiciones iguales o mejores.

El contacto cero puede ser doloroso, pero a largo plazo sentirás que valió la pena.

Si te gustó, compártelo en tus redes :)

Hazle llegar esta información a quien le pueda servir