Por Qué No Debes Hablar Mal De Tu Pareja

Todas las parejas pasan por situaciones de conflictos y en algunos casos la molestia hace que alguno quiera expresar todo lo que siente y cree con algún tercero, y esto es un gran error que lejos de solucionar el problema, hace que todo sea más complicado y ahora te voy a explicar por qué.

1. Quedas peor tú que tu pareja

Cada vez que dices cosas que menosprecian a tu pareja no haces más que reafirmar tu mala decisión a la hora de elegir con quien compartir tu vida. Y no solo eso, esto te muestra también como una persona infeliz, frustrada con autoestima debilitada que te lleva a estar con una persona que no te hace feliz.

2. No solucionas absolutamente nada

Aunque inicialmente puedes sentir que te estás desahogando, normalmente luego de la reconciliación tiendes a sentir arrepentimiento de haberte expresado así de tu pareja y vergüenza con quien lo hiciste.

3. A ellos no les importa tu problema

La mayoría de las persona que te escuchan lo hacen por chisme y por enterarse del drama que vives, y poco les interesa que tengas o que resuelvas tus problemas.

Además hay quienes que con solo escucharte, forman una mala imagen de tu pareja y esto puede formar un conflicto entre tu cónyuge y él, que, luego de que ustedes se reconcilien, quedará con esa mala imagen que difícilmente cambiará.

Sin embargo, un familiar o una amistad verdaderamente cercana puede darte algún consejo que con suerte, será desde una perspectiva imparcial en pro de que resuelvas tu problema, y no en echarle más leña al fuego. Pero eso sí, debes saber elegir bien a la persona con quien conversar y de igual forma, nunca hablar mal de tu pareja.

4. Vulneras la intimidad de ambos

Hay cosas que suceden entre una pareja que solo deben permanecer entre ambos. Eso de ir por ahí mostrando su peor parte, mientras que seguramente muestras también la tuya no está bien.

A nadie le gusta que estén hablando cosas que son privadas, ni si quiera las buenas, mucho menos las malas.

5. Se crean heridas permanentes

Cada vez que te expresas despectivamente de tu pareja, creas heridas profunda en ambos a nivel emocional, creando una desunión que cuesta mucho reparar. Hablar mal de tu pareja con otros te separa de él.

6. Te proyectas como una persona incongruente

Es lógico, las personas te ven como hablas mal de tu pareja, te quejas, lo mal pones, te victimizas, pero igual al rato sigues con él y estás como si nada.

Ojo reconciliarte está muy bien, es lo mejor que puede pasar siempre y cuando sea lo que tú deseas y te haga feliz. Lo que no está bien es que en un momento de crisis digas cosas que no debes para luego arrepentirte.

7. Es una señal de resentimiento

Pocos sentimientos son más negativos que el resentimiento, y más si es es contra de alguien con quien tú elegiste como pareja.

Consejos finales

Para resolver un conflicto de pareja se necesita el trabajo de ambos y cada vez que vas con otra persona a hablar mal se va disolviendo la unión.

Recuerda que ambos deben estar en el mismo equipo y no convertirse en contrincante.

¿Cómo se hace esto?

Pues conversando entre ambos, sin rabias, siempre desde el punto de vista conciliador. Enfocándose en la solución y no en el problema, además de buscar la manera de no repetir la situación.

Adicionalmente

Si lo momentos de rabia con tu pareja, son más que los momentos de alegría, pues entonces saca tus cuentas, déjala irse sin hacerse daño, sin debilitar su imagen ni tu imagen.

Si te gustó, compártelo en tus redes :)

Hazle llegar esta información a quien le pueda servir